Archive for the ‘Ideología’ Category

“Quienes no se mueven, no sienten las cadenas” ROSA LUXEMBURGO

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA

Hoy, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, mujeres organizadas en la Cooperativa Jolom Mayaetik (“Tejedoras Mayas”), el Colectivo “Rosa Luxemburgo” y la Asociación Civil K’inal Antsetik (“Tierra de Mujeres”), alarmadas por el agravamiento de las condiciones estructurales que sustentan la pobreza extrema y la violencia en nuestro país; e indignadas ante el clima de completa impunidad en el que se desarrollan las consecuencias de esta situación: feminicidios, militarización, persecución y hostigamiento a defensoras de los derechos humanos, manifestamos:

1. Nuestra más enérgica condena ante los asesinatos de las defensoras de los Derechos Humanos:

Marisela Escobedo, asesinada el 15 de diciembre de 2010 mientras realizaba un platón frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua en demanda del esclarecimiento del homicidio de su hija, Rubí.

Susana Chávez, poetisa y activista por esclarecimiento de los feminicidios en Ciudad Juárez, violada, asesinada y cruelmente mutilada el 5 de enero de 2011 en esta misma localidad.

Josefina Reyes, luchadora social por el esclarecimiento de la desaparición forzada de personas a manos de miembros del ejército mexicano en el Valle de Juárez, entre los que se encuentra su hijo, Miguel. Asesinada el 3 de enero de 2011 al este de Ciudad Juárez, sólo mes y medio antes de que lo fueran sus familiares: Malena Reyes, Elías Reyes y Luisa Ornelas, cuyos cadáveres fueron hallados el pasado 25 de febrero.

Condenamos igualmente el incendio de los hogares de doña Malú García y Sara Salazar los pasados días 16 y 15 de febrero respectivamente; la primera hermana de Lilia Alejandra, mujer violada, tortura y asesinada en Ciudad Juárez y presidenta de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, quien en el momento de la destrucción de su domicilio participaba en una acción de huelga de hambre y protesta frente a la Fiscalía del estado de Chihuahua en la citada ciudad; la segunda, madre de la familia Reyes, abocada a continuar su lucha desde el exilio frente a un estado incapaz de ampararla y ofrecerle verdad y justicia tras el asesinato de sus hijos.

Condenamos estos crímenes y condenamos igualmente el clima de impunidad que los rodea, representativo del que diariamente se reproduce en todo el país en relación con la violencia que las mujeres sufrimos. Condenamos asimismo la indefensión que padecen todas aquellas mujeres que desde la sociedad los denuncian y combaten, y señalamos la grave responsabilidad contraída por el estado mexicano en esta materia.

2. Saludamos la lucha emprendida por Doña Sara Salazar, como antes por sus hijas, quienes rompieron y rompen el silencio que rodea estos crímenes perpetrados por grupos paramilitares y militares en el contexto nacional de la denominada “guerra contra el crimen organizado”.

3. Nos solidarizamos con cuantas mujeres en todo nuestro país, defensoras de los Derechos Humanos como las antes citadas, mantienen su lucha contra la impunidad en el más completo desamparo institucional.

4. Hacemos un llamado a todas las mujeres para unirnos en contra de los feminicidios y desapariciones forzadas, violaciones sexuales y toda violencia perpetrada contra las mujeres.

5. Consideramos que no puede hablarse de la existencia de democracia en un país militarizado, donde se usa la represión contra toda expresión de lucha social; donde se maquillan los datos de la pobreza extrema y su repercusión sobre las mujeres; donde los gobiernos locales y federal se niegan a establecer la “alerta de género” frente a la oleada feminicidios que sufrimos; donde reina el terror propio de un escenario bélico en el que en los últimos años han sido asesinadas más de 35 mil personas, sin que el presidente Felipe Calderón haya alzado más que tímidamente la voz frente a las 8,500 armerías que desde los Estados Unidos suministran el material con el que se perpetúa esta tragedia.

Consideramos que no puede hablarse de democracia en un país cuando los derechos de más de la mitad de sus habitantes, nosotras, las mujeres, son sistemáticamente conculcados como resultado de esta militarización, sometiéndonos cotidianamente a la violencia y el hostigamiento inherentes a este “estado de sitio”, privándonos de nuestra libertad diaria, afectando el normal discurrir de nuestras actividades económicas y transformando violentamente, en nuestro detrimento, prácticas culturales en las comunidades indígenas en las que muchas de nosotras vivimos.

Consideramos que no puede hablarse de democracia en un país donde la política social se supedita a los intereses fluctuantes de cada campaña electoral; donde se fomenta la división de los movimientos sociales y de mujeres; donde se violan extensamente los derechos económicos, sociales y culturales de la ciudadanía; donde a la situación generalizada de precariedad de su población campesina se añade la falta de voluntad política para la resolución de conflictos agrarios; conflictos en los que están presentes intereses de empresas multinacionales y en los cuales se impulsan estrategias represivas, con claros ingredientes patriarcales, que atentan contra los derechos de las mujeres.

6. Nos solidarizamos con todas las mujeres que en el mundo se encuentran luchando, integrando diversas formas de resistencia, para lograr transformaciones en sus respectivos países. En este sentido nos merecen especial consideración las mujeres de aquellos países árabes del Norte de África y el Oriente Próximo que, como en los casos de Túnez o Egipto, impulsan procesos de cambio en los mismos. Expresamos nuestra solidaridad ante el sufrimiento de estas mujeres en Libia, que junto al resto de su población, viven hoy la guerra civil desatada en este país.

Nos solidarizamos igualmente con todas aquellas mujeres que en las semanas previas han integrado las protestas sociales en Grecia.

7. Expresamos nuestra solidaridad incondicional para todas aquellas miles y miles de mujeres que como parte de los flujos migratorios internacionales viven en condiciones de precariedad y suman su fuerza a la de la mano de obra barata que beneficia a los bloques de países ricos en el mundo; mujeres migrantes que en su condición de tales se ven más gravemente expuestas a la trata, las vejaciones, el racismo, el clasismo y doblemente privadas de sus más elementales derechos laborales.

Enviamos nuestro abrazo solidario a nuestras hermanas del Sáhara, Palestina y Colombia; a todas aquellas mujeres anónimas que en el mundo resisten diariamente y elaboran estrategias de sobrevivencia; a nuestras hermanas indígenas, mujeres feministas y lesbianas de América Latina y del mundo que el día de hoy llevarán a cabo eventos, foros, tomarán las calles y romperán el silencio para denunciar la violación de nuestros derechos como mujeres, marchando por una vida sin violencia, por la diversidad sexual, por los derechos sexuales y reproductivos, contra la ocupación militar, contra el patriarcado, por los derechos de las mujeres indígenas y contra todo tipo de violencia hacia las mujeres…

Nuestro compromiso como mujeres será seguir adelante en nuestras resistencias, alimentadas por la creatividad, el arte, la consigna, la marcha, la participación en foros,… en una apuesta activa y permanente por una vida digna para todas las mujeres del mundo.

¡¡¡VIVA LA RESISTENCIA DE LAS MUJERES EN EL MUNDO!!

¡¡CONTRA LOS FEMINICIDIOS LA MOVILIZACIÓN!!

¡¡POR UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA!!

¡¡POR EL RESPETO A LA DIVERSIDAD SEXUAL!!!

FRATERNALMENTE

K’INAL ANTSETIK, COOPERATIVA JOLOM MAYAETIK Y COLECTIVO ROSA LUXEMBURGO.

“Quienes no se mueven, no sienten la cadenas”

ROSA LUXEMBURGO

Coordinadora Obrera Sindical

COMUNICAT D’URGÈNCIA DAVANT DELS FETS D’AHIR A DONOSTIA
(Recibido por correo electrónico)
Davant dels gravíssims fets ocorreguts ahir al vespre, en els quals, les forces d’ocupació espanyoles assaltaren la seu del sindicat abertzale LAB a Donostia, detenint a diversos militants d’aquest sindicat i de l’esquerra independentista basca, des de la Coordinadora Obrera Sindical – COS, sindicat per l’alliberament de gènere, de classe i nacional dels Països Catalans, manifestem públicament:

1- El nostre suport i solidaritat envers les companyes i companys de LAB, davant d’aquesta nova escalada repressiva espanyola, que ara ja, i de forma descarada, ataca directament a una de les principals organitzacions de la classe treballadora basca.

2- El nostre suport i solidaritat amb les persones deteses, militants independentistes i socialistes, i representats legítims de la classe treballadora basca, pel “delicte” de pensar i voler actuar políticament en “democràcia”.

3- El nostre rebuig i vergonya davant d’aquesta miserable actuació, en “horari de màxima audiència”, que només demostra el tarannà “espectacular” del govern “socialista” espanyol, i no deixa de ser un nou intent per distreure l’atenció pública dels veritables problemes socials que patim actualment el conjunt dels pobles treballadors ocupats per l’estat espanyol: la Crisi Capitalista, en forma d’atur, EROs, manca d’inversions, diners per als rics i misèria per les persones treballadores.

4- El nostre rebuig, vergonya i fàstic davant del silenci còmplice dels sindicats espanyolistes “majoritaris”, que a canvi de les subvencions de centenars i milers de milions d’euros de l’estat i les administracions públiques, fruit del nostre treball; deixen fer a l’estat i faciliten l’explotació de la nostra classe i de tots els pobles ocupats per l’estat.

5- El nostre rebuig i vergonya davant del fet aclaridor de l’empresonament d’aquestes persones honestes i treballadores, mentre milers de buròcrates i “professionals” de les diferents patronals, del PsoE, del PP, de CCOO i d’UGT, s’omplen les butxaques amb els diners fruit del nostre esforç, continuen permetent la xacra del terrorisme patronal en forma de morts als llocs de treball i obres faraòniques, mentre no fan més que dir que no hi ha diners per les persones treballadores.

6- En definitiva, denunciem aquesta nova onada repressiva que només intenta “reforçar” la posició de l’estat espanyol i del govern “socialista” espanyol, malgrat la lluita de les treballadores i dels pobles pel seu alliberament… I molt especialment a CCOO i a UGT pel seu actiu silenci, amb la intenció clara de provar de treure’s de sobre a una organització sindical combativa, i d’honestedat i compromís immacul·lats, com és LAB, davant de noves possibles vagues generals a Euskal Herria que només fan que aflebir la seva ja precària situació en aquest país.

La solidaritat és la tendresa dels pobles!!
Contra la repressió espanyolista, contra el mal govern i contra la crisi capitalista…
Lluita i solidaritat de classe, nacional i internacionalista!!

No se hace dos veces la misma revolución.

“La mayoría se imaginan que bastaría regresar a España, cuando llegue el momento, y volver a empezar donde lo habían dejado en 1936.

Pero lo pasado ya pasó.

No se hace dos veces la misma revolución”

Émilienne Morín

images[1]

Página 268 del libro “El corto verano de la Anarquía, Vida y muerte de Durruti” escrito por H. M. Enzensberger.

 

DE ESTE LADO NO HAY EPÍLOGOS


No-epílogo del SCI Marcos para el libro de futura aparición: Travesía a Itaca: recuerdos de un militante de izquierda del comunismo al zapatismo.
Coedición de Cenzontle editores y la familia.

Verano del 2008.
Madrugada.

I

Mi nombre es Marcos, Subcomandante Insurgente Marcos, y conocí a Raúl Jardón por primera vez varias veces.

Sé que puede parecer un error de puntuación, o la reiteración de ese desprecio por los calendarios de arriba que profesamos l@s zapatistas, pero en este caso fue así: varias veces conocí a Raúl Jardón por primera vez.

Los detalles (calendarios y geografías incluidas) los conocemos él y yo, y ya; pero lo que quiero decirles es que, todas las veces que lo conocí por primera vez, nos pasaba que parecía que ya nos hubiéramos conocido desde mucho tiempo atrás.

Y de esos tiempos, de sus calendarios y geografías, es que hablan estas letras que Raúl nos dejó con el pretexto de una especie de autobiografía.

Sin saberlo, o sabiéndolo, Raúl cuenta su propia historia diciendo lo que no dice, es decir, da cuenta del reiterado empecinamiento de una rebeldía de la que hay mucho que aprender todavía.

Son poc@s, muy poc@s, quienes pertenecen a la generación de Raúl y se mantienen en esa necedad.

Las zapatistas, los zapatistas, tenemos una admiración (no exenta de sorpresa ante lo ilógico) por las personas que, pudiendo estar en otro lado, están de este lado, es decir, abajo y a la izquierda.

Raúl Jardón pudo haber estado en otro lado, pudo haber simulado (como otr@s lo hacen) que seguía siendo de izquierda consecuente y pelear por las migajas que la administración de la infamia neoliberal deja caer sobre la clase política que le sirve.

“Se hace lo que se puede”, pudo haber dicho Raúl frente al espejo de una izquierda institucional borracha de pragmatismo y claudicación. Y, en lugar de ese pobre consuelo que se disfraza de coartada, Raúl eligió decir y hacer otra cosa, es decir, “hacer lo que se debe”.

Leyendo el borrador del libro (finalmente, cuando ya lo daba por perdido entre el caos de papel y tinta que puebla la comandancia general del ezetaelene, lo encontré) pude contar todas las veces que a Raúl se le presentaron disyuntivas que, por un lado, le ofrecían comodidad y acomodo, y, por el otro, incómodo compromiso.

Y, mientras otros elegían alguno de los múltiples caminos de fuga, Raúl eligió este lado, el de acá, el incómodo, el ingrato, el sin fin, el de siempre, el de abajo y a la izquierda.

A alguien le comenté (creo que fue a Lev… o a Sergio, no muy me acuerdo) que a Raúl le hubiera dado gusto el pensamiento y el desafío expresado en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Ahora, cuando leo retazos de sus palabras, se me ocurre que Raúl la conoció desde mucho antes.

Tal vez la leyó entre líneas desde nuestras primeras palabras públicas y, con su participación con nosotr@s, fue añadiendo signos de puntuación, palabras, frases, párrafos y páginas enteras en la redacción colectiva que, desde esa madrugada del 94, ensayamos el todo que somos.

II

No viene al caso (o cosa, según), pero en veces encontramos a las personas a través de su reflejo en el fragmentado y roto espejo de las rutas que caminan los sótanos del mundo. Sótanos que desafiaron su destino inicial: servir de basamento para el soberbio edificio del dinero y bodega vergonzante para los cachivaches que, en su paso destructor, iba desechando el poderoso.

A lo largo de los tiempos de abajo (para los que no hay calendarios ni geografías comunes), los sótanos de las sociedades fueron también el espacio para la gestación del desafío, de la rebeldía.

Y, como en los movimientos telúricos, son los cambios en esos sótanos los que han modificado la superficie visible de las sociedades.

Si la historiografía ha sido avara en dar cuenta de esas gestaciones y terremotos, se debe no sólo a la legendaria pereza de los intelectuales de academia. También, y sobre todo, a ese culto que el poder rinde al individuo, al sujeto individual.

Y no se trata sólo de una querencia retórica, base de guiones para películas, obras de teatro y programas electorales y de gobierno.

La individualización de la transformación histórica es, también, una forma de dominación. Es decir, el sujeto individual es maleable, incluso sin dejar su esencia rebelde.

Vaya, el poder actual, el capital, se dará el lujo de hasta admirar a quien lo desafía, siempre y cuando mantenga su individualidad, es decir, su capacidad de apropiación privada.

Pero, si la academia de arriba ha sido ciega al papel de los sótanos en las transformaciones sociales, en las artes encontramos algunas grietas producto de esos terremotos. Bertold Brecht preguntaba por los reales hacedores del mundo y sus maravillas, y Pablo Neruda señaló que el individuo decidido provoca aplausos y homenajes, y que la masa organizada provoca… revoluciones.

Y creo que siempre sí viene al caso (o cosa, según), porque en las páginas de este libro, Raúl conjuga los sujetos y los tiempos de los verbos con el mismo complicado malabarismo de los zapatistas, y nos dice: “éstos fui, éstos soy, éstos seré”.

III

Mi nombre es Marcos, Subcomandante Insurgente Marcos, y me han pedido que escriba un epílogo para este libro escrito por el compañero Raúl Jardón.

No lo voy a hacer.

Y no porque el dolor de la ausencia de Raúl me anuden el corazón y la palabra.

No lo voy a hacer porque, simple y llanamente, de este lado no hay puntos finales, ni epílogos.

Abajo y a la izquierda sólo hay puntos suspensivos… porque siempre falta lo que falta…

Vale. Salud y, tienes razón Raúl, hay que hacer lo que se debe hacer.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Verano del 2008.

 

Violencia sexual

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-4197-2008-06-26.html

“Aunque nos parezca absurdo tener que aclarar lo que nosotras comprendemos como violencia de género, percibimos la necesidad de hacerlo. Primero porque varios casos han pasado y siguen pasando en nuestro círculo activista, donde supuestamente todos y todas luchamos, entre otras cosas, por la equidad entre hombres y mujeres”, escribieron las mujeres de San Cristóbal de las Casas en la “Carta Abierta a los hombres, compañeros o no, agresores o no”, que dieron a conocer la semana pasada por distintos sitios de Internet. El texto sobrevino a un escrache que a principios de mes un grupo de ellas realizó contra “un agresor sexual. Francisco Ciavaglia, dicho Pancho (…), llegado a Chiapas hacía tres meses para trabajar como fotógrafo independiente”. Desde su llegada, explicaron ellas, “varias fueron las mujeres que se sintieron agredidas por su actitud, dos de ellas optaron por irse de la ciudad”, lo cual motivó el escrache y la conformación de un grupo de reflexión del que salió la Carta Abierta.

“La definición jurídica de violación es demasiado estrecha para abarcar todas las agresiones que sufrimos cotidianamente como mujeres. La violencia sexual es cualquier acción que no respete y que va en contra de nuestros deseos y voluntades. No importa el ‘nivel’: todas, violaciones, amenazas, abusos verbales y físicos, son igualmente graves, aunque unas sean más directas que otras. (…) Una relación consentida no quiere decir que se consienta todo. (…) Tenemos el derecho de decidir hacia dónde queremos ir y qué queremos o no hacer. (…) Como dueñas de nuestros cuerpos podemos vestirnos como queremos y la ropa que usamos no dice nada sobre el tipo de relación que queremos establecer. (…) Optar por ignorar, no querer ver, no tomar posición y hasta aliarse con un agresor es también pactar con la violencia, porque es no considerar nuestra lucha diaria por ser dueñas de nuestros cuerpos como prioridad, como una lucha tan importante como todas las otras en las que estamos. Pensamos en escribir todo esto porque vemos que la violencia es mucho más sutil y subjetiva de lo que generalmente se considera como tal. Escuchar la voz de quien sufre, en distintos niveles, cotidianamente, es el primer paso para cambiar. El segundo paso es respetarla. Sólo así se puede construir el mundo que queremos, en todos los espacios, sin separar el público del privado y sin mantener las opresiones contra las cuales luchamos.

 

 

OAXACA

                                                     

 http://www.myspace.com/asaroaxaca

Cuando nuestra realidad nos parece la única posible es sano mirar un poco más lejos.

Mirar y ver.

Y escuchar.

 

 

El robo de las palabras

El robo de las palabras
24/01/08

Por Vicente Zito Lema

Desde hace un tiempo, cuya medida exacta se pierde en un mar de calamidades, heridas sobre heridas sin tiempo a cicatrizar, hemos dejado de sentir los pies firmes sobre la tierra. Como si nada profundo nos perteneciera. Desnudos ante el espejo nadie mira por nosotros; no se juzgan los concretos actos del bien y del mal, y se naturaliza la banalidad.
Pareciera que todo lo profundo huye del ser. La única certeza es que el mundo en que vivimos sigue siendo terriblemente cruel y su falta de sentido se repite sin respuestas.
Movidos, conmovidos, también sujetados por semejante realidad, uno siente que va de aquí para allá en los juegos del aire, que el destino decide en soledad, y que la liviandad del vínculo con el otro se convierte en una huella sobre nuestra propia sombra.
Por eso tenemos de pronto la necesidad de un distanciamiento. Sumergirnos en los sueños del ayer, en esa materia tan fugaz, nos tranquiliza.
En la otra orilla está el futuro, depositar allí la perfección inevitable de la historia, se convierte en un dulce consuelo.
Sin embargo el presente existe, como un monstruo de mil brazos nos da golpes en el rostro y luego nos abandona con extrema frialdad.

Tengo ante mí un torbellino de imágenes y situaciones. Elijo una, la infancia, acaso porque sigo convencido que allí yace la verdad, que todo lo demás que ocurre en nuestras vidas no escapa del momento en que ella es fundada.
Confieso que he tenido un privilegio. Palabras y palabras, como aguas de río, de mar y de océano, me fueron dadas con amor en la infancia de mis primeros recuerdos.
Confieso que tengo una esperanza, de ella hablaba el entrañable Julio Cortazar: habrá un mañana en que todas las palabras estarán en todas las bocas, y entonces la muerte ya no tendrá poder.
He ahí el cielo, perfecto, inmutable en su eternidad, mientras el viento del presente se empeña en colarse por las rendijas de la ventana.
Salgo entonces a la calle, para enfrentar sin más vueltas la cara de la realidad. Lo que veo me espanta: miles y miles de niños se han quedado sin palabras. (De allí en más el alma se extravía sin cuerpo, la conciencia ha perdido el espacio de su materialidad.)
Las palabras (digamos la educación, porque la esencia de la educación es la palabra, que a su vez sostiene el pensamiento), también ahora se cotizan en bolsa: valen más que la tonelada de soja, el barril de petróleo o la onza de oro.
Bien se sabe: el crimen de la pobreza tampoco perdona a las palabras. Más aún, las pervierte y humilla, al quitarlas del uso originario, amoroso y de bien público, y convertirlas en una mercancía, en un valor que se acumula, en un arma privilegiada para dominar, vigilar y castigar.
Se las arrebata de los labios del más desdichado. (¡Vengo a denunciar un robo! ¡Se abusaron de su fragilidad!)
Se las arrebata del corazón de la necesidad. (¡La muerte es la madre de la justicia! ¡Por eso la justicia se sienta a la diestra del Poder!)
¿Qué harán hoy sin palabras los niños que puestos fuera de las palabras -con cruento dolo y organizada violencia-, no tienen recuerdos ni tendrán la obstinación de la historia? (Tienen gritos, maldiciones, hambre, dolor, odio, silencio…; falta la palabra que da sentido a todo ello, y pide rendición de cuentas por todo ello.) ¿Qué harán sin palabras los niños cuando los cielos, los dioses y los hombres cierran los ojos, cierran la boca, cierran la vida?

Parecía una tarde insulsa.

evolution.gif   Pulsar sobre el fantoche.

Parecía una tarde insulsa y he encontrado este chiste.
Lo jodido es que no me hace gracia.

Hasta Encontrarlos

2057045943_1068635921_t.jpg

Foto tomada en su estancia en Elx (Elche)

Oviedo 25 de Noviembre de 2007 (España)

Nadín Reyes Maldonado Comité “Hasta Encontrarlos”
En un marco de impunidad que prevalece en nuestro país, hoy a seis meses de la desaparición forzada de mi padre Edmundo REYES AMAYA y de Gabriel A. CRUZ SÀNCHEZ sus familiares seguimos exigiendo su presentación con vida y castigo a los responsables de este delito de lesa humanidad.
El dolor y el sufrimiento por su ausencia es muy fuerte, sin embargo, esto no nos paralizara por que ahora somos las voces y los rostros de cada uno de ellos que continuara con la lucha y la defensa de sus derechos.
Mantenemos firme nuestra solidaridad con los familiares de Francisco Paredes Ruiz, y a las demás familias que han sufrido como nosotros; la desaparición de sus seres queridos y los convocamos a unir esfuerzos para exigir justicia y no permitir que otras personas sean desaparecidas.
Así también, queremos comunicarles que como parte de nuestra jornada de lucha, familiares y amigos estaremos llevando acabo pega de carteles en la ciudad de Oaxaca y continuaremos con nuestra gira en Europa, cuyo principal objetivo es la denuncia de las violaciones a los derechos humanos y la desaparición forzada en México.
Agradecemos a todas las personas y organizaciones internacionales por su apoyo y solidaridad para y por permitirnos expresar nuestras denuncias, así mismo, queremos enviar un gran saludo y nuestro reconocimiento a todo el pueblo de Oaxaca; que hoy conmemora un año de su ejemplar resistencia, a todos y cada uno de ustedes queremos decirles humildemente que su lucha y fortaleza ha sido un ejemplo para todo el pueblo de México, pues nos ha permitido conocer y darnos cuenta de la capacidad de organización y solidaridad que como pueblo podemos llegar a tener y luchar por nuestros ideales sin importar las diferencias y afiliaciones políticas que podamos tener.
Reconocemos el gran esfuerzo que esta lucha se ha significado para todos, hombres, mujeres y niños y nos sumamos a sus exigencias de justicia y castigo a los responsables de tantos crímenes, recordándole al Estado mexicano que no somos unos criminales, ni tampoco unos cuantos como ellos dicen, sino que somos un pueblo organizado que esta cansado ya de tanta impunidad e injusticia que seguirá luchando por transformar nuestras condiciones de vida.
Nos queda claro, que solo manteniendo la unidad y solidaridad entre nosotros podremos hacer frente a la represión que estamos viviendo. Por lo que es importante, unir esfuerzos y nuestra lucha. De ahí la importancia también que hoy y siempre apoyemos a este nuevo Frente Nacional Contra la Represión, el cual constituye una muestra más del esfuerzo y solidaridad de más de 100 organizaciones, que luchan por hacerle frente a toda esta serie de terribles violaciones a los derechos humanos que se cometen en nuestro país.
Hoy por tanto, es un día muy importante para recordar que la resistencia en Oaxaca continúa y que la constitución de este nuevo Frente, nos permitirá consolidar nuevas fuerzas de apoyo y de lucha para que en nuestro país no se sigan cometiendo actos de represión e impunidad.
Desde aquí, reciban todos y todas nuestro cordial saludo y reconocimiento, así como también nuestra unión a este Frente Nacional Contra la Represión.
Por último queremos hacer hincapié en que todas y cada una de las acciones que como familiares estamos realizando para exigir la presentación con vida de nuestros familiares, están dentro toda legalidad y todo derecho, y que no perjudicamos a nadie con nuestras demandas por lo que queremos hacer responsable al gobierno del Estado y al Gobierno Federal de cualquier hostigamiento y daño tanto físico y psicológico que familiares y amigos puedan sufrir durante estas actividades.

¡¡VIVOS SE LOS LLEVARON VIVOS LOS QUEREMOS!!

¡¡CONTRA LA DESPARICIÓN FORZADA EN MÉXICO!!

La lucha de las mujeres en México

noticia pulse y entrará en la página. Hay tres videos de la entrevista.


La ONG ilicitana Narova, dedicada a la cooperación internacional con América Latina, ha invitado a nuestra ciudad a tres representantes de la lucha que viven las mujeres en México
Son Yolanda Castro, presidenta de la organización “Tierra de Mujeres”, de Chiapas, Nadín Reyes, hija de desaparecido y representante del comité de familiares “Hasta Encontrarlos” de Oaxaca, y Rosalinda Santís Díaz, coordinadora del Área de Salud de “Tierra de Mujeres”. Están realizando una gira por Europa para hacer pública la situación en la que viven los movimientos sociales y de mujeres en la república mexicana. Ruth Adsuar, presidenta de Narova, ha sido su anfitriona en la ciudad.

Yolanda Castro, presidenta de “Tierra de Mujeres” de Chiapas, denuncia las reiteradas violaciones de los derechos humanos en México desde el acceso al poder de los que define con “la ultraderecha representada por Vicente Fox y Felipe Calderón”. Castro cifra en más de 1.000 los presos políticos, y en 6.000 las mujeres desaparecidas entre 1999 y 2004. En Chiapas denuncia 122 desaparecidos y el retorno de la “guerra sucia” con violaciones y torturas. Además rechazada la imposición de Plan México porque representa la militarización de las dos fronteras y la presencia de tropas americanas en territorio mexicano.

Nadín Reyes es hija de Edmundo Reyes Amaya, desaparecido desde el 25 de mayo de 2007, junto a Gabriel Alberto Cruz Sánchez. Es una de las impulsoras del Comité de familiares “Hasta Encontrarlos” del Estado de Oaxaca, cuyo objetivo es denunciar las desapariciones forzosas de activistas sociales

Rosalinda Santís Díaz es indígena. Coordina el área de salud de “Tierra de Mujeres”, un movimiento cooperativo destinado a mejorar las condiciones de vida de las mujeres en Chiapas. Para Santís, el desarrollo de la región está lastrado por el creciente proceso de emigración de familias completas o de maridos que dejan a las mujeres solas. Mano de obra barata y precios bajos para sus productos son factores determinantes del éxodo que se vive en Chiapas. A ello hay que añadir las carencias sanitarias, especialmente en las comunidades indígenas, desatendidas por parte del Estado.

Narova
Narova es una organización no gubernamental ilicitana que pretende participar desde Elche en el fortalecimiento de liderazgos femeninos y en el proceso organizativo de las mujeres, desarrollando nuevas metodologías de capacitación técnica y de educación popular con perspectiva de género.

Las participantes son mujeres indígenas que viven en una de las regiones más difíciles y complejas del Estado de Chiapas. Sin embargo y a pesar de ello, las propias mujeres han buscado alternativas para su vida, y desde Narova quieren caminar con ellas. Ruth Adsuar es su presidenta.